miércoles, 6 de junio de 2018

DE LOS EXPEDIENTES DE APREMIO A VILLARIEGOS EN 1.856


Tal día como hoy, el 6 de junio de 1.856 el Ayuntamiento de Los Villares, presidido por su Alcalde D. José del Alcalde y Cuberos, acordaba el inicio de las diligencias y actuaciones por la Comisión de Apremio a los contribuyentes que se encontraban al descubierto en los ejercicios de 1.854 y 1.855. El número de contribuyentes expedientados para su estudio era de treinta y dos.

















Desarrollo de la Efemérides:
En los Villares un 6 de junio de 1.856, el Ayuntamiento Constitucional de la misma reunido en sus Salas Capitulares bajo la presidencia del su Alcalde D. José del Alcalde y Cuberos, abierta la sesión, se dio cuenta de los expedientes instruidos por la Comisión de Apremio de los descubiertos que resultan de las contribuciones de inmuebles, cultivos y ganadería, correspondientes a los ejercicios de 1.854 y 1.855, y en base a lo dispuesto por el art. 11 del Reglamento de Instrucción de 20 de diciembre de 1.847, se acordó que el día 9 del corriente mes se proceda al inicio de las diligencias y actuaciones por la comisión de apremio y a la decisión y  declaración de partidas fallidas a cuya actuación se incluirán como mayores contribuyentes los señores, José de los Santos Gutiérrez, Francisco Ruiz Moreno, Fausto Herrador, Lorenzo García, Julián Herrador, José Herrador García y Pedro Higueras Gámez.
Sirva como modelo el de estos diez contribuyentes, de entre los  treinta y dos, estudiados por la Comisión y la decisión que sobre ellos se toma: 

-Qué José García Barranco, comprendido en la matrícula de industria de zapatero, posee seis celemines de olivos en las Cimbras y dos celemines de huertos en este término y en consecuencia no se le puede declarar fallido.
-Qué Fernando Gallardo, comprendido en la industria de Panadero, por hallarse ausente hace mucho tiempo y no tener bienes en este término se le debe declarar fallido.
-Julián Molina, panadero no se le puede considerar fallido por poseer tres fincas, otra en el Pocico y tres celemines de olivos en el Cerrejón, un celemín de olivos de riego en vega redonda de este término y una casa en la calle Solana.
-Desposorio Espejo Ramírez, carpintero, no posee bienes y se le debe declarar fallido.
-Antonio Martín Madero, zapatero, se ausentó de esta Villa y se avecinó en la de Martos en donde estableció su tienda e ignorando el estado en que se encuentra no podemos declarar si es o no fallido.
-Pedro de Mena, barbero, se le debe declarar fallido al no tener bienes y encontrarse pobre.
-Francisco Tuñón, Herrador, no dispone de bienes por  lo que se le declara fallido.
-Juan Maeso,  albañil, teniendo en cuenta que no ejerce oficio y si el de solador o revocador de fachadas y hace  un año que falleció afectado del cólera-morboso y sus bienes distribuidos entre diferentes personas, el Ayuntamiento lo declara fallido sin perjuicio de lo que resuelva el Sr. Administrador de la Provincia sobre este particular.
-Juan Salmerón, tratante de granos,  debe declararse fallido por no tener ninguna clase de bienes.
-Manuel Jiménez Hidalgo, frutero, por las razones aducidas en el certificado que obra unido el expediente de ejecución de 1.854, no debe considerarse fallido.

·         El término “fallido”, se aplicaba  a la deuda que era imposible cobrar (quebrado, sin crédito). Los que la Comisión consideraba fallidos, eran  aquellos a los que no se les podía aplicar el expediente de apremio.

Curiosidad:
Hay un caso el del albañil, Juan Maeso, que indica que muere en 1.855 por la epidemia de cólera-morboso. Curioso porque en los datos oficiales de esa época siempre se afirma que hubo muertes en Jaén pero no en Los Villares. ¿Se ocultó a la prensa?



TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1.862: el Ayuntamiento de Los Villares, estudiada la solicitud de vecindad de los hermanos Gabriel y Pedro de Castro, naturales y vecinos de Valdepeñas, le concede la vecindad en Los Villares en base a los informes de personas de orden y de buena conducta”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario