lunes, 27 de junio de 2016

DON FRANCISCO ZOILO GÓMEZ MALO DE MOLINA, Veterinario y herrador.

Tal día como hoy, el 27 de junio de 1.822 nacía en Los Villares., Don Francisco Zoilo Gómez Malo de Molina, veterinario villariego con una dilatada vida dedicada al servicio a su pueblo.

Domicilio de don Francisco Zoilo




















Semblanza:
Don Francisco Zoilo Gómez Malo de Molina, nace a las 9 de la mañana del día 27 de junio de 1822.  Es hijo de D. Antonio Gómez Gardí y de María de los Reyes Malo de Molina Armenteros.
Realiza sus estudios de profesor veterinario, profesión que desarrolla durante toda su trayectoria profesional en Los Villares, así como la de herrador, profesiones muy relacionadas.
Se une en matrimonio con María de Molina Anguita, del cual nacen seis hijos: Antonio, Luis, Ana Rosa, Zoilo, Rufina y Daniel. Estableció su domicilio en la calle de Los Muertos.
Ejerce su profesión de veterinario y desde el año 1.856 al 1.858 ocupa el cargo de Fiel del Matadero, encargado de velar por la salubridad y normas de higiene que deben cumplirse en el mismo. Cesaría de este por incompatibilidad con el cargo de regidor.
También en 1.856 es elegido miembro o Perito de la Junta Pericial del Municipio, que era la encargada de hacer el censo de riqueza de cada uno de los contribuyentes para catalogarlo dentro de un baremo y en función de él, pagaba el contribuyente su impuesto.
Francisco Zoilo a lo largo de toda su vida estuvo muy integrado en el Ayuntamiento, formando parte de él, en diversos cargos, a lo largo de distintas legislaturas. Así el 6 de diciembre de 1.858 es elegido concejal, siendo Alcalde D. José del Alcalde y Cuberos ocupando el cargo de Primer Teniente de Alcalde, cargo que regenta hasta la llegada al poder del Alcalde D. Manuel Gutiérrez, con quien continua como Regidor.
El 27 de agosto de 1.858 presenta ante el Cabildo una moción sobre el mal estado en que se encuentra el camino de Los Villares a la ciudad de Jaén, solicitando se pongan los medios necesarios para dar urgente solución a este problema. Tras su aprobación en Cabildo y presentación del acuerdo en la Diputación Provincial, dicha moción sería la base para el primer arreglo de la carretera de Jaén a Los Villares allá por 1.868.
El 9 de septiembre de 1.859 es nombrado miembro de la Junta Directora Provincial de Caminos, desde la que luchó por las infraestructuras de nuestro pueblo.
Durante los años de 1.863 hasta 1.874 y con diferentes legislaturas  sigue ocupando tanto el Concejal como el de Primer Teniente de Alcalde,  sustituyendo en 1.863 en repetidas ocasiones al Alcalde D. José Maximiliano Molina, por problemas de salud.
El 2 de enero de 1.869 es nombrado en dos cargos municipales, en el de Regidor Síndico y en el de Regidor Interventor. A primeros de enero de 1.871 es nombrado de nuevo Regidor Síndico y el día 5 de ese mismo mes tiene una magnífica actuación ante el Cabildo y Obispado  defendiendo las necesidades de los feligreses de Los Villares, por la ausencia continuada del párroco D. Francisco de Paula Zurita, interesándose para que vuelva a la misma.

Continúa como regidor hasta el año 1.874, en el que cesa del cargo, con la constitución del nuevo Ayuntamiento, siendo Alcalde D. Mateo Campos y Canilejas.
En febrero de 1.875 Don Francisco Zoilo tiene una actuación que fue decisiva para atajar una epidemia de de ovejas infectadas de viruela, con el riesgo de  infectar a todos los ganados del término. Como veterinario formó parte de la Comisión creada al efecto, aportando las medidas oportunas que dieron fin a dicha epidemia.
D. Francisco Zoilo fallece el día 6 de diciembre de 1.885, a las diez de la noche, a los 64 años de edad de una enfermedad fulminante, apoplejía serosa, o infarto cerebral, en su domicilio de la Plaza de la Constitución (plaza de Fernando Feijoo), de cuya muerte dio cuenta su sobrino D. Juan Alcalde Gómez.
Más tarde,  su viuda María Molina Anguita y algunos de sus hijos se trasladarían a vivir a la calle del Arcediano (calle Jardín).
Sirva esta semblanza de D. Francisco Zoilo, en el aniversario de su nacimiento, para dar a conocer a este gran villariego, y quede en la memoria  de los villariegos como un hombre de bien que entregó su saber hacer y trabajo a su pueblo de Los Villares



TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1.539: Dentro de la segunda adjudicación de solares en el repartimiento de la fundación de Los Villares, se hacía entrega, por el alguacil  Melchor de Cañete, de un solar en la calle de las Moraledas a Pedro López Colmenero, vecino de la ciudad de Jaén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario